HUMOR - muygraciosos.com

Taxista





Va un tacaño con muchas maletas encima. Hace parar un taxi y le pregunta al taxista:
- ¿Por cuánto me lleva al aeropuerto?
- Por 300 pesos.
- ¿Y las maletas? - Las maletas se las llevo gratis.
- Entonces, llévame las maletas, yo me voy caminando.





Al morir y llegar al cielo un pastor y un taxista, (Quienes habían sido vecinos y amigos en la tierra) son llevados a sus eternas moradas, el pastor ve con asombro como al taxista se le instalaba una casa con piscina, cancha de tenis y ¡toda la cosa! mientras a el se le daba una casa común y corriente.
-¿Señor! pero que es esto? ¡Toda mi vida yo prediqué tu palabra sobre la tierra y mira lo que me haces!
-Cuando tu predicabas yo solo escuchaba gente roncar, pero hubieses visto con qué fervor la gente rezaba cuando manejaba este!




Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta..
El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios. .
Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:.
- Mire amigo, jamás haga eso otra vez!!!. Casi me muero del susto!!!!.
El pasajero le pide disculpas y le dice:.
- No pensé que fuera a asustarse tanto si le tocaba el hombro.
El taxista le dice:
- Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
- ¿Y qué hacía antes?.
- Fui chófer de un coche funerario durante 30 años.











Un hombre tacaño sube a un taxi y cuando llega le dice el taxista:
- Son 10 pesos.
Y el hombre le da 5 y le dice el taxista:
- Oiga le he dicho que son 10 pesos.
- Si pero hemos ido los dos.





Un padre y su hijo de 10 años se dirigían en taxi al Parque de Atracciones de Madrid. Al ir acercándose al niño le llamó la atención la cantidad de chicas vestidas de forma extraña y con poca ropa, que permanecían de pie en la cuneta, y le pregunto a su padre:

- "¿Que hacen todas estas señoras por aquí, papá?"

A lo que el padre contestó, intentando parecer convincente:

- "Son chicas que vienen de una fiesta de disfraces y están esperando a que su novio o sus padres las pasen a recoger."

Pero al taxista no le pareció bien aquella respuesta, y sin que nadie pidiera su opinión, dijo al padre:

- "No engañe al niño, hombre, que ya es mayorcito para saber las verdades..."

Y continuó, ya dirigiéndose al niño:

- "Estas "señoras", chaval, son prostitutas, y se dedican a esperar que pare un cliente para hacerle el amor a cambio de dinero, ¿comprendes?"

El niño se quedó pensativo, y tras digerir lo que acababa de escuchar, le asaltó la curiosidad:

- "Entonces, papá, ¿estas señoras también tienen niños?"

-"Claro hijo" - repuso el padre - "de algún sitio tienen que salir los taxistas".







Más chistes de Taxista Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED