HUMOR - muygraciosos.com

Militares





Un soldado muy enojado le pregunta a un capitán:
Capitán, capitán, ¿Es cierto que usted anda diciendo que nos besamos atrás del almacén de los materiales de guerra?
Y contesta el capitán:
No, yo no he dicho nada.
Y dice el soldado:
¡Entonces nos vieron mi capitán!




El Coronel:
Mi General, hemos perdido la batalla.
El General:
¡Pues, búsquela!




Ingresan nuevos reclutas a la reserva militar, el coronel pide que se formen en fila y que se enumeren del 1 al 7. Del 1 a 6 los reclutas dicen con voz alta su número, 1, 2, 3, etc. el séptimo con voz sexy dice: ¡Siete!
El coronel frunce la frente y repite algo enojado:
Favor volver a decir sus números.
Y nuevamente 1, 2 y el séptimo nuevamente con voz sensual dice:
¡Siete!
El coronel muy enojado se acerca al recluta y le dice con voz fuerte: A mí me gustan los hombres.
Y el siete contesta con voz sensual:
¡Que bueno, a mí también!











Estaban formados los soldados y en eso el general le pregunta a un soldado:
Soldado Maclovio, ¿Para usted qué es la patria?
Para mí la patria es como si fuera mi madre, general.
Muy bien muchachito, muy bien.
Soldado Cornelio, ¿Y para usted qué es la patria?
El soldado Cornelio se queda pensando y dice:
Para mí es como si fuera mi tía, general.
¿Y por qué?
Porque aquí, el soldado Maclovio es mi primo.




Se encuentra un soldado veterano explicando a unos amigos lo que le pasó en la guerra y les cuenta:
Yo tuve la experiencia de caerme dentro de una letrina en el campo. ¡Increíble!, comentan los amigos.
¿Hasta dónde te impregnaste de toda esa porquería?, preguntan.
El veterano contesta:
Hasta los tobillos.
¡Ah, por lo menos no estaba tan llena!, suspiran sus amigos.
¿Que no? ¡Caí de cabeza!







Más chistes de Militares Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED