HUMOR - muygraciosos.com

Comidas





¿Qué le dijo la cebolla a la cocinera?
Tan hipócrita que después que me partes lloras.




Un día llega un inspector de sanidad a un criadero de cerdos y pregunta al criador:
¿Qué le da de comer a sus cerdos?
Pues yo le doy las sobras de la comida, basurillas y otras inmundicias que encuentro por ahí.
¡Oiga, que se ha creído, debe pagar una multa de 1 millón de pesetas por tratar mal a los animales!
El criador se queda todo fastidiado y, al pasar un tiempo, llega otra persona que le pregunta lo mismo, y esta vez dice:
Yo les doy salmón ahumado, entrecot a la pimienta y un postre de helado y pasas.
¡Oiga! ¡Soy de la Plataforma por el Hambre Mundial, debe pagar una multa de 1 millón por insolidaridad aberrante!
El criador ya no sabe que hacer, pasa el tiempo, llega otro tipo y le pregunta otra vez qué comida le da a los cerdos, y dice:
¡Mire, yo les doy mil pesetas a cada uno y que se compren lo que quieran!



Iba una empanada manejando a toda velocidad cuando de repente choca y de inmediato llega la ambulancia diciéndo:
¡Está mal, está mal!
A lo que la empanada contesta:
¡No soy tamal, soy empanada!











Si caminar fuese saludable, el cartero sería inmortal.
La ballena nada el día entero, sólo come pescado, bebe solamente agua y... ¡es gorda!
El conejo corre y salta. Pero vive sólo 5 años.
La tortuga no corre, no nada, no salta, llega última, no se apura y... vive 450 años.
Conclusión:
¡No más ejercicio ni dietas!




Esta es una mujer que va a comprar fruta al mercado, y le pregunta al frutero:
¿Estas manzanas son Francesas o Americanas?
Y le contesta el frutero:
Perdone Señora, pero usted piensa comerlas o platicar con ellas.







Más chistes de Comidas Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED